Los sistemas de nebulización representan una solución extremamente eficaz en la represión y supresión de polvos flotantes y en la filtración del aire.

El uso de sistemas de nebulización de alta presión para resolver el problema de la represión de polvos generados por el movimiento de material o por actividad industrial en general, es la solución ideal en amplios espacios o en epacios abiertos.

Los sistemas de nebulización Cool-Dust producen alta concentración de gotitas de neblina de 10 micron (con la posibilidad de añadir un surfactante) que tienen la posibilidad de atraer y suprimir las particulas de polvo PM10 y aún mas pequeñas.

Los liquidos surfactantes recubren instantaneamente las particulas de polvo flotantes, aumentandoles el peso y así haciendolas caer en el momento. 

El sistema puede eliminar de manera eficaz particulas de polvo respirables de 0,1 a 1000 micron, el polvo cuando está rodeado de una densa niebla tiene pocas posibilidades de escape. 

Desemejante de algunas tecnicas de supresión de polvos que requieren un amoldamiento del sistema de procesamiento y resultan muy costosas y poco utiles, los sistemas de nebulización Cool-Dust gracias a su estructura modular permiten una instalación muy simple.

Los sistemas se utilizan en plantas de pintura, en canteras, minas, máquinas para trituración, en los puntos de caída en las cintas para transferir el material, en las cargas de camiones, en las tolvas de descarga, en fábricas de acero, plantas de cemento, en puntos carga y descarga de los bloques, en puntos de almacenamiento de minerales, rocas, carbón, instalaciones de reciclaje y procesamiento de agragados. Los pulverizadores están situados en las proximidades de las secciones donde los materiales están en caída libre y tienen una mayor difusión y una superficie 1 aparente.